Los neumáticos Run Flat son aquellos neumáticos que pueden seguir funcionando, incluso si hay una súbita pérdida de presión de aire en su interior. Estos neumáticos soportan el peso del coche gracias a su flanco reforzado. También incorporan un diseño especial de talón que reduce la posibilidad de desllantado y un tipo especial de caucho que combate la acumulación de calor.

En caso de un pinchazo, el flanco reforzado de los neumáticos Run Flat permite que se pueda conducir durante unos 80 kilómetros, a una velocidad máxima de 80 km/h.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted