• Cuando la profundidad es inferior a 3 mm (el mínimo legal es de 1,6 mm).
  • Cuando se tiene algún tipo de daño: protuberancias, grietas, etc.
  • Cuando haya signos de haber rodado a baja presión (la fatiga del material en la zona de los flancos).
  • Cuando se ha utilizado en carretera durante más de cinco años.
  • Cuando aparezcan signos de pronunciado desgaste irregular (diferencias de más de 1,5 mm en la banda de rodadura).

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted