1. Arrancar sin pisar el acelerador.
2. Usar marchas largas y conducir sin fuertes acelerones ni frenadas innecesarias.
3. No llevar equipaje u objetos pesados si no es necesario. A más peso del vehículo, más consumo.
4. Revisar la presión y estado de los neumáticos mensualmente para llevarlos en el punto óptimo. 
5. Mantener correctamente el vehículo, elementos como llevar un aceite no apropiado pueden afectar al consumo. 
6. Cuidar la aerodinámica quitando la baca o porta esquís cuando no se utiliza.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted